Veracruz, Ver., 22 de diciembre de 2016.- El obispo de la Diócesis de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, exhortó a la feligresía a cuidar su trabajo e ingresos para 2017 porque será un año “muy duro” económicamente hablando.

Lo más importante, indicó, los mexicanos deben encomendarse a Dios porque la situación económica no estará nada fácil.

“Yo pienso que sí viene difícil, entonces que la gente cuide su ingreso, cuide su trabajo, porque pueden pasar muchas cosas y se encomiende a Dios”, enfatizó.

No sólo por el triunfo de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos y la incertidumbre que esto significa, también implica muchos otros temas que influyen en la estabilidad de la ciudadanía.

“El año que viene, viene muy duro en economía, muy duro, cada vez escucha uno más voces porque no es solamente la situación de lo que pueda venir del nuevo presidente de los Estados Unidos, sino las situaciones que tiene la misma economía de México”, agregó.

Entre estos, manifestó, se encuentra la inseguridad que cada día incrementa y prevalece en la entidad y en el país.

“A decir verdad, todo este sexenio han ido para atrás, se hablaba siempre de buenos índices macroeconómicos, se hablaba de una deuda controlada, se hablaba de una situación donde se quiere controlar tantas cosas pero hasta el gobernador del Banco de México se va”, indicó.

Agregó, que en esta temporada se incrementan más los robos y asaltos por qué el flujo del efectivo es mayor, por ello la ciudadanía debe tener mucho cuidado y tomar precauciones antes de hacer retiros en bancos, cajeros automáticos o realizar compras.

DEJANOS TU COMENTARIO