Luego de finalizar el partido entre los Tiburones Rojos del Veracruz y los Tigres de la U.A.N.L., se registraron disturbios entre seguidores y barristas de ambos equipos, en donde los elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y la Policía Naval se vieron en la necesidad de intervenir.

Con motivo del partido entre los Tiburones y los Tigres, en el estadio Luis “El Pirata” de la Fuente, se montó un gran operativo ante la llegada de cerca de mil aficionados regios, los que al salir se enfrentaron con seguidores locales y posteriormente con los elementos de seguridad.

Aunque no se informó de manera concreta y oficial, se pudo observar varias detenciones de aficionados de ambos bandos, además de resultar varios más lesionados, de golpes por piedras y otros, resultando una patrulla de la SSP con daños.

Vecinos del fraccionamiento Virginia de Boca del Río, aseguraron que se escucharon algunas detonaciones, como de cohetones o petardos, posteriormente personas corrían por las calles aledañas al estadio.

Luego de varios minutos la situación fue controlada y los elementos de seguridad tuvieron que escoltar y resguardar la salida de las personas para su regreso a su ciudad natal.

 

DEJANOS TU COMENTARIO