Xalapa, Ver., 15 de enero de 2017.- El secretario de Desarrollo Agropecuario Rural y Pesca del Gobierno de Veracruz, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés reveló que Veracruz perdió más de 400 millones de pesos de programas de concurrencia por no aplicar paripasos y caer en subejercicios en la administración de Javier Duarte.

Al iniciar el sexenio de Javier Duarte la Sedarpa recibía mil 100 millones de pesos, como se cayó en subejercicio en el último año del sexenio de Fidel Herrera, ejerció durante los siguientes dos años, sólo 800 millones de pesos; el tercer y cuarto año, por incumplimientos de Martínez de Leo, no aplicar paripasos de programas de Concurrencias, de Contingencias, se le redujeron para 2015, a 400 millones de pesos; pero 2016 fue el año de crisis, no se ejercieron más de 200 millones de pesos.

A muchos productores se les engañó, puesto que se les hizo firmar facturas y no se les entregó recursos, ahora los persigue la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Han sido denunciados por el Sistema de Administración Tributaria, también.

Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, indicó que al menos cien productores del sur del estado están en problemas con el Fisco Nacional y en buró de crédito por recursos que supuestamente recibieron durante la administración de Javier Duarte.

Estos campesinos a través de una organización del sur de Veracruz que los representa, ya presentaron la denuncia porque se utilizaron sus nombres para justificar la entrega de 250 mil pesos a cada uno, pero que en realidad no fue así. Como ellos hay varios casos, el propio Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) reveló cheques rebotados, facturas que SAT mostró que se cobraron, pero no por los productores.

“No se habían dado cuenta hasta que llegó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a revisarles a los campesinos la infraestructura que habían hecho, pero ellos dijeron que no tenían nada porque no les habían dado nada, pero les contestaron que en el registro aparece que les dieron 250 mil pesos a cada uno y tienen que tenerlo”, explicó Guzmán Avilés.

Pero lo más grave es que inician un nuevo año, 2017, con apenas 200 millones de pesos que habrán de repartir, por ello la reducción de personal de casi 157 elementos, fue necesaria, para aplicar recursos en el campo y no en nóminas administrativas.

DEJANOS TU COMENTARIO