A las 11 de la mañana de este martes, personal de la Dirección de Centro Histórico (CH) del Ayuntamiento de Veracruz,  se presentó en el patio Bravo para clausurar de manera simbólica la demolición que el dueño del terreno valentín Ruíz, había estado realizando en los últimos 15 días a pesar de que el inmueble es catalogado como Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El arquitecto Jóse Rebolledo, del área de Supervisión y Control del C. H., acudió al sitio con 2 elementos de su departamento, quienes pusieron letreros de “Clausurado” a la entrada del patio y en las paredes de las casas afectadas por la demolición de sus techos. El funcionario comentó que esos inmuebles no se pueden demoler por su valor histórico, además de que el propietario nunca realizó el trámite para modificar o derrumbar los componentes del sitio.

Hay que recordar que el patio lleva dos semanas de estar en demolición y ni el INAH veracruz ni el Ayuntamiento, habían hecho nada por detenerlo, hasta ahora. Todo esto en el marco sucede a escasos seis años de que Veracruz cumpla 500 años de haber sido fundada por el conquistador Hernán Cortés y para lo que el Gobierno federal y estatal han anunciado un paquete de más de 3 mil millones de pesos para el rescate de las zonas y monumentos históricos.

José Rebolledo agregó que se aplicarán sanciones al propietario, que a decir de los habitantes del lugar es el empresario Valentín Ruiz Ortiz. Además desde la Dirección de CH se buscará que el dueño presente un proyecto de reparación y rehabilitación del sitio, pues no puede quedar derruido.

Finalmente, el supervisor comentó que contrario a las declaraciones de la coordinadora de CH en la delegación del INAH Veracruz, Carmelina Priego Medina, quien afirmó que el edificio es contemporáneo, el patio Bravo sí es un monumento histórico pues data de antes de 1900.

DEJANOS TU COMENTARIO