Veracruz, Ver., 11 de enero de 2017.- El vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, descalificó las acciones vandálicas perpetradas por padres de familia y ciudadanos en días pasados que generaron temor e inseguridad en Veracruz, Boca del Río y Medellín.

Dijo que los padres de familia que regalaron lo robado a sus hijos “no tienen vergüenza” y están en pecado, porque robar es uno de los 10 pecados capitales.

Expuso, que se puede evaluar cada caso en los robos, pero evidentemente no robaron por hambre, ni robaron comida.

“El robar es pecado, ya va atenuando un poquito si la persona tiene hambre”, explicó

-¿No tiene atenuantes entonces?
-No tienen vergüenza más bien, sentenció.

Expuso, que una cosa es estar inconformes con la autoridad y el alza de las gasolinas, así como la energía eléctrica y otra muy distinta es actuar de manera ilegal.

No es forma de protestar, robar y realizar acciones vandálicos “con qué cara van a ver a sus hijos”, expuso al señalar que los ciudadanos que saquearon no podrán reclamar a sus hijos si llegan a actuar de la misma forma.

Señaló, que el hartazgo sin duda es real, porque el pueblo está cansado de la imposición de impuestos “pero no es ese el camino”, reiteró.

“Ni ha sido nada más Veracruz-Boca del Río, ha sido a nivel nacional ya hemos visto ahí la estadística, cuantos estados, el termómetro a nivel nacional”, expuso.

DEJANOS TU COMENTARIO