El alcalde electo del municipio de Veracruz, Ramón Poo Gil, indicó que dentro de los proyectos que vislumbra se realizarán durante su administración, aquellos orientados al desarrollo económico y social serán los que se apliquen con mayor prontitud y a los que se les darán continuidad por todo su ciclo.

Una de las cuestiones que aseguró dará seguimiento, en cuanto tome protesta, será el de la mala percepción que existe con el ambulante. Indicó que buscará la reducción y re ubicación de muchos comerciantes por medio de los programas de empleo y educación que pretende implantar.

Poo admitió  que hay un preocupante incremento en estas actividades pero reconoció que estas son producto de  un sector de la sociedad cuyo único sustento y oportunidad se encuentra en la calle, por lo que descartó la clausura definitiva de estos negocios. Comentó que por el contrario empleará el diálogo para ubicar las necesidades de los comerciantes para buscar espacios  en otras actividades económicas y sanear lo más  posible la zona de mercados.

En cuestión de obra pública y en respuesta a las críticas que señalan los baches y problemas de drenaje del actual “municipio de las obras”, el próximo presidente municipal comentó que será especialmente precavido para escuchar las quejas de la ciudadanía y darle solución a los problemas que aún existen en la infraestructura urbana, principalmente en la renovación de carpeta asfáltica y la pavimentación en concreto hidráulico.

Advirtió que si bien la obra pública será un aspecto muy importante en su mandato, dijo no se centrará en  una obra muy específica ni a muy largo plazo, por lo que se dijo se enfocará en darle solución a las demandas ciudadanas, como los problemas de alumbrado y drenajes

DEJANOS TU COMENTARIO