Xalapa, Ver., 16 de enero de 2017.- Tras el desvió de más de 2 mil millones de pesos del Seguro Popular durante la administración del exgobernador y prófugo de la justicia Javier Duarte, se interpusieron denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR), y la Fiscalía General del Estado (FGE), en contra de los exfuncionarios estatales, las cuales aún no concluyen.

Los señalados son Tarek Abdalá, extesorero; Leonel Bustos, exencargado del Seguro Popular; y el excontralor y también exsecretario de Finanzas, Mauricio Audirac

Debido a esta situación se corría el riesgo de disminuir recursos de Seguro Popular; sin embargo, aseguró que su compromiso fue aplicar con transparencia los recursos.

Asimismo, comentó que la federación pretendía que la administración que representa regresara el monto desviado.

Por otra parte, negó que el proceso de rehabilitación del Seguro Popular se utilice para proselitismo, ya que sólo se les pedirá a los ciudadanos datos básicos, y agregó, que fueron recontratados el 80 por ciento de los trabajadores del Régimen Estatal de Protección en Salud.

Medicamentos caducos
En cuanto al tema de los medicamentos caducos encontrados, Miguel Ángel Yunes Linares, dijo que tras los análisis realizados por un laboratorio se detectó que las medicinas administradas a menores durante su quimioterapia sólo era agua destilada.

Por esta razón, aseguró que se presentarán las denuncias correspondientes en contra de los responsables de estos hechos una vez terminada la investigación ya que dijo que es “un pecado brutal y un atentado contra los niños” y la salud de los veracruzanos.

Asimismo, indicó que en la revisión que se hace a los lotes de medicamentos han encontrado medicamentos caducos embodegados.

Yunes Linares dijo que investigan la posibilidad de que estos lotes de medicamento se hubieran comprado ya caducos por el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

DEJANOS TU COMENTARIO