Veracruz, Ver., 19 de septiembre de 2016.- Adriana fue operada por quistes en los ovarios por los médicos de la Unidad Médico Familiar 71 del IMSS de la avenida Díaz Mirón en Veracruz. La joven murió días más tarde pues le habían perforado los intestinos.

Así lo denunció su tía Concepción Maza Crisanto, quien contó que su sobrina Adriana Paredes Maza, fue internada en la clínica 71 del IMSS de la avenida Díaz Mirón el día 13 de septiembre para una operación programada en los ovarios para retirar quistes.

La operaron el 14 de septiembre y los médicos informaron a la familia que la cirugía había salido bien.

“Que habían quitado unas pequeñas adherencias que tenía en su intestino aprovechando que ya estaba abierta. Pero que todo había salido bien y sí aparentemente estaba bien”, dijo su tía.

Sin embargo la salud de Adriana no mejoró pues empezó a padecer fiebres constante. Pese a los síntomas, la dieron de alta el día sábado 17 de septiembre. Apenas llegó a su casa, su esposo regresó con ella al hospital, pues se agravó su salud.

“En la noche nos dijeron que tenían que abrirla nuevamente porque no sabían bien que era lo que tenía”, expresó.

La señora Concepción recordó que en ese momento, a tres días de la operación, les informan que durante la cirugía le habían perforado un intestino y ya se encontraba muy contaminada.

Al no haber un cirujano en la clínica de Díaz Mirón en ese momento, la trasladaron a la unidad médico familiar 57 del IMSS en la avenida Cuauhtémoc.

“Llegamos allá como a las 3 de la mañana y estaba entrando a quirófano al cuarto para las seis. Había salido bien de la operación. La doctora que la operó allá nos dijo que le había puesto una bolsita y que probablemente en seis meses la volvían a operar para poder unir su intestino”, mencionó.

Por haber sido la primera operación realizada en la unidad médica 61 de Díaz Mirón, Adriana volvió a ser internada en ese lugar, donde fue entubada por orden médica para evitar un infarto.

No obstante, Adriana murió este lunes 19 de septiembre a las 11 y media de la mañana.

La familia presentó una denuncia ante el ministerio público, donde les advirtieron que al hacerlo el cuerpo tardaría hasta cuatro días en serles devuelto. Exigen que las investigaciones se hagan y que les sea entregado el cuerpo de la mujer lo más pronto posible.

“Pedimos a las autoridades que pongan atención a nuestro llamado. Porque es muy triste y doloroso que nosotros tengamos pérdidas de nuestra familia, de un ser humano, de una joven (…) Ya basta de tanta negligencia médica ¿para qué tener un doctor con un título si no sabe su trabajo?”, declaró.

DEJANOS TU COMENTARIO