Tras las lluvias intensas del jueves y el viernes por la madrugada, el fraccionamiento El Campanario de la ciudad de Veracruz se inundó hasta metro y medio en su parte más baja. Madres de familia y vecinos decidieron bloquear el kilómetro 13 y medio exigiendo el apoyo de Protección Civil y el Ayuntamiento, pues aseguran que nunca respondieron las llamadas de auxilio que hicieron por la noche.

El agua que inundó a la única escuela primaria, construida con láminas, tablones de camiones de carga y lonas de campañas políticas, aun no ha bajado, mientras que en varias casas las pérdidas son totales.

“Comenzamos a llamar a bomberos, a un montón de lugares, y nos decían que ya iban para allá, pero llegó un momento en que los teléfonos ni siquiera nos contestaban” expresó la señora Laura Gómez.

En algunos hogares el agua ha bajado, pero el sistema de drenaje está inservible. En otras casas el agua continúa a una altura de casi un metro. La mayor parte del líquido provino de una laguna artificial que se formó, a decir de los habitantes, con la construcción del kilómetro 13 y medio.

DEJANOS TU COMENTARIO