Mariano Escobedo, Ver., 15 de febrero de 2017.- Tras recibir un llamado de emergencia, el joven paramédico Antonio de Jesús Martínez Mora desapareció junto con tres policías municipales del municipio de Mariano Escobedo. Este miércoles se cumplieron 28 días desde que fueron vistos por última vez.

Antonio de Jesús Martínez Mora, paramédico de Protección Civil de Mariano Escobedo, y los policías municipales Andrés García Notario, Marcelino Rosas Márquez y Juan Bernabé Santiago, permanecen desaparecidos desde el 19 de enero de este año.

Ese día, según recuerda la madre del paramédico, la señora María del Carmen Mora Oceguera, el muchacho recibió un reporte de emergencia en la comunidad Loma Grande, en las faldas del volcán Pico de Orizaba.

Se trataba de dos accidentados, y los testigos del hecho insistentemente marcaban a Protección Civil para que trasladaran al par de lesionados al Hospital de Río Blanco.

“Vamos a tener que ir, porque nos siguen hablando”, recuerda la señora María que le dijo su hijo, quien momentos antes le comentó que ya no podrían acudir porque la ambulancia se descompuso.

En lugar de subirse a una ambulancia, Antonio de Jesús marchó con tres policías, en una patrulla del municipio.

Prometió que regresaría a comer en tres horas. No lo hizo.

Versiones recabadas posteriormente en el pueblo les permitieron conocer que las dos personas supuestamente accidentadas, en realidad eran un par de sujetos que habían sido baleados y al llegar su hijo, los malhechores que les dispararon aun continuaban en el lugar.

Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada con las autoridades, quienes a pesar de tener ya la denuncia por la desaparición del joven y los tres policías, no han buscado en la zona pues afirman que “es pesada y peligrosa”.

“Ya he ido a todos lados, hasta Xalapa, todos dicen que sí, que lo buscan por todos lados y no hay respuestas. Yo siento que no lo han buscado, porque hasta el día de hoy no ha habido respuesta de nada. Siempre es lo mismo”, declara la madre, angustiada.

Recordó que su hija, la hermana de Antonio, y su yerno, acudieron a la zona días después a preguntar por los hechos, y nadie les quiso responder por temor.

Aunque la señora Mora Oceguera puso la denuncia ante la Fiscalía, a la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, y a la Policía Federal, además de la Secretaría de Seguridad Pública, siempre dan la misma respuesta.

DEJANOS TU COMENTARIO