Por: JOSÉ CALZADA

EL FODAD DE MORENA

La virtual designación del nuevo Fiscal General del estado de Veracruz en la persona de Jorge Winckler Ortíz, el próximo viernes, se encamina a una violación a diferentes preceptos constitucionales como la autonomía, legitimidad y conflicto de interés, en virtud de que hace apenas unos meses, el candidato fue abogado del ahora gobernador Miguel Angel Yunes Linares en diversas denuncias en contra del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y de otros ex funcionarios estatales. Al parecer las negociaciones ya están avanzadas y paradójicamente, serán los legisladores del PRI los que darán el voto para que el PAN y su aliado el PRD en la LXIV Legislatura de Veracruz alcancen el objetivo de colocar a Winckler en la posición fiscalizadora y convertirse así en un funcionario a modo

Más aún la actitud impositora de colocar a cómo dé lugar a este personaje, amplia el conflicto de intereses por nueve años, toda vez que la ley establece que el Fiscal General del estado ocupará el cargo por ese periodo y es irrenunciable, aunque en este apartado, la experiencia más cercana que es la salida de Luis Angel Bravo Contreras ofrece la expectativa de que e gobernador en turno tiene la capacidad de hacer renunciar al Fiscal a pesar de la ley.

El pasado 3 de abril, Miguel Ángel Yunes Linares inició su campaña electoral por la gubernatura con una denuncia penal contra del entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa por enriquecimiento ilícito y otros personajes de este estado, ese día el candidato a la gubernatura de la coalición entre el PAN y el PRD, “Para rescatar Veracruz” se presentó ante la Fiscalía General del Estado acompañado por Winkler Ortíz como su abogado.

Fue Winkler quien presentó ante la Fiscalía del Estado documentos en los cuales se presumió cómo el actual gobernador del Estado, obtuvo recursos de manera ilícita. Así también, lo acusó de tener bienes inmuebles en el estado y en el extranjero que en suman 3 mil millones de pesos. Es decir, la relación de empleado de Miguel Angel Yunes Linares con honorarios y sin ellos, es evidente, ese sólo hecho lo descalifica en automático como aspirante a la Fiscalía General del Estado, con todo y sus declaraciones de que no es empleado de los Yunes.

Incurre Winckler en un claro conflicto de interés, pero lo más curioso es que alcanzará la Fiscalía con el voto de los diputados del PRI que apenas el 3 de abril pasado, señaló como responsables del desfalco financiero de Veracruz, entre ellos, Vicente Benítez González y Juan Manuel del Castillo Hernández

En la primera semana de diciembre,el diputado local, presidente de la Comisión de Procuración de Justicia, Juan Manuel del Castillo, señalaba que el próximo Fiscal, además de cumplir con los requisitos de ley, debe ser una persona del “agrado o aceptación” del titular del poder Ejecutivo y los legisladores, hoy existe al posibilidad de que él apruebe a Winckler.

El pasado 16 de diciembre, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, envió a la LXIV Legislatura de Veracruz, la terna para elegir al Fiscal General del Estado (FGE), entre los candidatos se encuentran: Gerardo Rafael Ramos Maldonado, Tania Celina Vásquez Muñoz y Jorge Winckler Ortiz, los dos primeros se consideran candidatos comparsa para ungir al abogado porteño.

En esta semana el Congreso de Veracruz deberá definir con una votación de mayoría calificada al nuevo Fiscal General y se maneja que están ya placeados los legisladores del voto del PAN y PRD afines al gobernador Yunes, más lo del PRI y del Grupo Legislativo Mixto, mientras que los de MORENA votarán en contra aunque no será suficiente para echar abajo la propuesta de Winckler.

MORENA EN FODA

Las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas definen un FODA de MORENA que invita a un pronóstico reservado en la elección municipal del 2017. Si bien, el motor de ese partido político es Andrés Manuel López Obrador y en Veracruz ya dio cuenta de sus capacidades con más de 600 mil votos, también corre riesgos en virtud de que sus dirigentes no están preparados para manejar ese capital político y diputados en el Congreso Local se mantienen divididos en la mayoría de las tareas, incluso con declaraciones de independencia.

Dicen los que saben que el problema inicia desde su diligencia con Manuel Huerta Ladrón de Guevara quien, paralelo a la ideología de izquierda conoció en el pasado proceso, las formas adicionales y bondadosas de abonar a su capital económico con algunas aportaciones de figuras del gobierno pasado, para impulsar su marca y mermar al PAN-PRD.

En el proceso electoral en curso, el municipal, MORENA al igual que e Partido Verde se han convertido en opción de refugio para los priístas que saben que su partido no tiene posibilidades de rentabilidad electoral como marca, y seguramente buscarán otras opciones, una de ellas es MORENA y con ello la posibilidad que la dirigencia establezca condiciones.

Y es que MORENA contará en el 2017 con una bandera que enarbola desde hace más de 12 años, López Obrador que es el incremento a los combustibles, en el año que está por iniciar tendrán oro molido con el aumento de casi 20 por ciento al costo de las gasolinas y el diesel.

La marca MORENA tiene pues, fortalezas y oportunidades con sus propuestas de origen y que en este momento coinciden con la mayoría de los mexicanos, incluidos los de la clase media y media alta que tendrán dificultades para enfrentar el tema económico.

Pero dependerá de la diligencia para evadir tentaciones de los militantes de otros partidos que buscarán un espacio para buscar cargos de elección popular con malas notas, la posibilidad más amplia de MORENA es con los ciudadanos, postular a miembros de otros partidos será dilapidar su capital y poner en riesgo la siguiente elección, la del 2018.

plumanegra12@gmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO