Veracruz, Ver., 8 de enero de 2017.- A primera hora de este domingo, mercados, comercios, plazas y supermercados poco a poco comenzaron a abrir sus puertas al público y a surtirse de mercancía.

Los primeros en comenzar a regularizar la apertura fueron las tiendas Chedraui y sus filiales Súper Che, cuyas sucursales fueron las primeras en ser vandalizadas en esta conurbación el pasado miércoles, cuando comenzaron los actos violentos que cimbraron a Veracruz y hasta hoy mantienen en incertidumbre a la sociedad veracruzana.

Las bodegas Aurrera aún permanecieron cerradas este domingo, particularmente las sucursales de las colonias de la zona norte que fueron las más afectadas por el vandalismo.

La zona de mercados gradualmente fue abriendo y normalizando la venta de comida y productos, incluida la central de abasto Malibrán

Pese a que ya comenzaron a abastecerse, muchas panaderías y tiendas, incluidas las grandes franquicias carecen de muchos productos básicos y también de aparatos de alto costo, mismos que fueron robados.

En varios puntos de la ciudad, las tiendas de conveniencia de todas las cadenas permanecen selladas con tablas o bien, en puntos más seguros, atienden únicamente por una pequeña ventanilla y aún así, se observan grandes filas de personas que desean abastecerse de agua y alimentos.

De igual forma, las gasolineras ya están dando el servicio de manera normal en los municipios conurbados.

Desde el pasado viernes asociaciones y partidos políticos han tratado de sacar provecho de la situación haciendo “marchas ciudadanas” que están ajenas al sentido social.

Una de ellas, la pautada este domingo por el Partido del Trabajo (PT)

DEJANOS TU COMENTARIO