Padres de familia de la escuela primaria Profesor Raúl Conteras Ferto, ubicada en el fraccionamiento arboledas San Ramón se manifestaron cerrando por algunas horas la carretera Veracruz-Medellín a la altura de la entrada a la termoeléctrica de Dos Bocas; esto para exigir y pedir la culminación de su escuela la cual se encuentra en obra negra desde hace varios meses y de la que ni el Ayuntamiento de Medellín ni la constructora VIVEICA se hacen responsables.

20131016-103508 a.m..jpg

Los manifestantes se dijeron ser padres de familia de la escuela primaria profesor Raúl Contreras Ferto, ubicada en el fraccionamiento Arboledas San Ramón y la cual desde el pasado día 3 de julio del año 2012 se encuentra en obra negra a pesar de que en ese inicio se indicó sería terminada en septiembre del 2012.

Los padres indicaron estar hartos y por lo tanto tomaron la determinación de cerrar la carretera Veracruz-Medellín, debido a que tanto el Ayuntamiento encabezado por Marcos isleño, como la constructora VIVEICA, se han lavado las manos indicando que ambos están en bancarrota y sin dinero.

Al respecto una de las madres de familia la señora Leticia Molina, señaló “el mismo Marcos Isleño vino a poner la primera piedra, el problema es que hasta ahorita no ha sido terminada, esta totalmente en abandono, se robaron ya los materiales que había ahí, y para colmo las clases los niños las están tomando en unos locales comerciales, por lo cual no tienen ventilación, hace mucho calor, no hay baños y los niños están muy amontonados”.

Así mismo aseguraron que ya han hablado desde hace año y medio con las las autoridades municipales de Medellín y con la constructora quienes se lava las manos.

La escuela que tiene una matrícula de aproximadamente 200 alumnos, se indicó que inclusive ya cuenta con número de registro ante la Secretaria de Educación Pública, que es el 30EPR 3966K.

Al sitio llegó personal del municipio y del estado, como Manuel Valdés Coordinador Regional de la Subsecretaría de Gobierno del Estado y el Secretario del Ayuntamiento del Medellín, Sergio Francisco Palencia Pérez, este último no reconoció ningún documento en el que el ayuntamiento o la administración se comprometiera a tener terminada la obra como le indicaba los padres.

Luego de varios minutos de diálogo, los padres de familia decidieron retirar el bloqueo para ir junto con las autoridades estatales y municipales a las instalaciones de esta escuela improvisada con la promesa de que sus peticiones serán atendidas y la escuela podría ser terminada.

DEJANOS TU COMENTARIO