A pesar de que hace algunos días la alcaldesa Carolina Gudińo Corro, destacaba que una revista a nivel nacional denominada Alcaldes de México le había entregado el premio al municipio por ser el primer lugar en desarrollo urbano, la realidad es otra ya que en Veracruz es prácticamente imposible circular por alguna calle sin caer en un bache, hoyo o zocavamieto, causando daños y pérdidas a miles de automovilistas.

Y es que a pesar de que no ha llovido desde hace algunos días con la misma gravedad de la pasada tormenta Barry, en la ciudad comienzan a verse y sentirse los estragos en calles y avenidas de varias colonias y fraccionamientos de la ciudad de Veracruz y Boca del Río.

Uno de estos hoyos o socavones fue el que estuvo apunto de causar daños mayores en un automóvil marca Seat tipo Ibiza, cuyo conductor al ir circulando por la avenida Manuel Gutiérrez Zamora antes de llegar a la avenida Revillagigedo cayó dentro del mismo logrando salir sin sufrir heridas.

Aparentemente en este caso se trató de una fuga de agua que socavo y por desgracia al paso del automóvil el pavimento cedió.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos muchas calles en la ciudad presentan estos daños y es prácticamente imposible circular sin caer en baches, hoyos y socavones, los que casa desde una llanta picada hasta daños en la suspensión de las unidades.

DEJANOS TU COMENTARIO