César “Tiburón” Ramírez se adjudicó el título de singles, en el Circuito Riviera Maya que se desarrolló sobre cancha dura, en las instalaciones del Hotel Grand Palladium, en Playa del Carmen, Quintana Roo, sumando así el octavo campeonato de su carrera en el circuito profesional, ratificando su exitoso regreso a las canchas, luego de una lesión.

La víspera, César Ramírez había ganado en el mismo escenario el campeonato de dobles, haciendo pareja con el japonés Kaichi Uchida, derrotando a la pareja conformada por el boricua Alex Llompart y el neozelandés Finn Tearney, con parciales de 7-6 (5) y 6-4.

La mañana de este domingo, ante un buen número de aficionados al deporte blanco, César Ramírez demostró por qué en el 2012 terminó siendo uno de los mejores tenistas mexicanos, al finalizar como número 386 a nivel mundial y 387 en dobles.

César Ramírez prácticamente no le dio oportunidad a su rival, el colombiano Michael Quintero, sembrado número dos del torneo y 487 del mundo.

Desarrollando su mejor tenis y concentrándose esclusivamente en el juego, César Ramírez dio cátedra con sus saques y ataques a la red, para despachar a su rival con parciales de 6-1 y 6-1, llevándose la ovación de los presentes ante la alta calidad tenística del jugador veracruzano.

Fue éste el octavo título en la carrera profesional de César Ramírez en la modalidad de singles, y el duodécimo en la modalidad de dobles.

Además, fue el triunfo número 148 en su carrera, a cambio de 90 derrotas.

DEJANOS TU COMENTARIO