Conducir un vehículo sin dejar de revisar las redes sociales a través del teléfono celular se ha vuelto una de las causas más comunes de los accidentes viales, igualándose al consumo en exceso de alcohol, afirmó Arturo Pedraza Hernández, coordinador administrativo de la Cruz Roja delegación Veracruz-Boca del Río.

El funcionario describió que desde el 10 de diciembre y hasta el 6 de enero llevarán un monitoreo de los servicios que preste la Cruz Roja. Hasta el momento, comentó, de los 630 casos atendidos hasta ahora, 168 están relacionados con choques, volcaduras y personas atropelladas, tanto en ciudad como carretera.

Pedraza Hernández señaló que actualmente además del alcohol hay que “echarle la culpa” al consumo de drogas, a la ausencia de educación vial en la ciudadanía y al uso de celulares al volante.

A decir del coordinador administrativo de la Cruz Roja en la conurbación, estudios científicos prueban que “la gente que atiende un teléfono celular es como si viniese a la calidad de uno que viene tomado”.

“Si  nosotros manejamos con cortesía, amabilidad, con respeto, le aseguro que los accidentes bajan (…) es peligroso traer estos aparatos de tecnología moderna, que no los excluyo, qué bueno que los haya, pero todo tiene su lugar y su momento” aseguró el funcionario de la Cruz Roja.

Recordó que hasta el 25 de diciembre existía un aumento del 6.24 por ciento en atenciones prestadas a bordo de la ambulancia y 8 por ciento de consultas en las instalaciones, con respecto al 2012 en el mismo período.

Del 10 de diciembre a Navidad, la Cruz Roja en Veracruz y Boca del Río ha registrado 258 personas con malestares físicos, 47 golpeadas, 18 lesionadas, 107 con caídas graves, 6 picadas con objetos punzo cortantes. Además contó 41 personas atropelladas, 16 volcaduras y 111 choques, tanto en la ciudad como en la carretera.

Mencionó que el número de emergencia para la Cruz Roja es el 065 y trabajarán las 24 horas del día, incluso el 31 de diciembre y el primero de enero.

 

Foto: Internet

DEJANOS TU COMENTARIO