Los 50 años como conductor radiofónico y 40 como cronista deportivo que el veracruzano Sergio Morales Ortiz ha vivido entre partidos de béisbol, fútbol y música popular, fueron reconocidos con un homenaje en el Museo de la Ciudad de Veracruz.

“Y por favor, traten de ser felices” dijo el originario del puerto jarocho, a los cerca de 100 asistentes a la celebración de su carrera, en agradecimiento a las muestras de cariño que se hicieron patentes durante casi 2 horas en el patio central del museo.

Amantes del béisbol a los que deleitó con sus narraciones deportivas tanto en la Liga Mexicana como en la del Pacífico, decimistas y músicos jarochos a quienes dio voz al aire, colegas, amigos y sus hijos Elizabeth, Arturo y Rebeca, celebraron su trayectoria.

Sergio Morales Ortiz inició su carrera en la cabina de radio, como auxiliar en los años 40. Para los años 50, se apropió del micrófono y ya no lo dejó. Su voz llegó a cientos de hogares en la entidad a través de programas como “Una pausa para recordar”, en Puebla con “Recordar es vivir” y a todo el país con las diferentes narraciones que realizó para el béisbol y el fútbol.

La Liga del Pacífico y la Liga Mexicana tuvieron la fortuna de tener las narraciones de Sergio Morales para los encuentros de varios equipos, entre ellos El Águila de Veracruz. No obstante, ligas populares, pequeñas, humildes, también lo escucharon cerquita, cuando de manera gratuita y por el gusto de la narración, acudió a pueblos para inaugurar partidos o narrarlos.

Impulsor de la música popular veracruzana en sus programas de variedades, Sergio Morales recibió en el homenaje del día de ayer, el agradecimiento del decimista Félix Martínez y Alavez Gómez, además del grupo La Yagua.

Jubilados petroleros, maniobristas, el Ayuntamiento de Veracruz, entre otros, entregaron un reconocimiento al locutor de larga y gran trayectoria, quien agradeció las muestras de cariño, pues como dijera para los medios “En vida, hermano, en vida”.

DEJANOS TU COMENTARIO