Como cada septiembre desde hace 149 años, los descendientes de la comunidad española en el puerto de Veracruz celebraron a la patrona de Asturias, la Virgen de la Covadonga. Son los jóvenes en su mayoría quienes mantienen viva la tradición que sus abuelos sembraron en tierras jarochas a mediados del siglo XIX.

La madrina del Círculo Mercantil Español es Itzair Rodríguez, de 21 años, quien a bordo de un automóvil y rodeada con flores amarillas y rojas, dice estar cumpliendo su sueño de la infancia. Viste la ropa típica del folclor de Asturias, España, usando falda larga de terciopelo oscuro, un chaleco y una blusa blanca, con detalles similares al del resto de las madrinas que la acompañan.

Son jóvenes que representan al Centro Hispano Mexicano, al Círculo Mercantil de Puebla y al de la ciudad de México. Tras ellas un tranvía decorado para la ocasión, transportando a más juventud para orgullo de sus padres quienes, desde la acera, o junto a los vehículos, están atentos con cámara en mano a sus retoños no tan tiernos ya.

Sin tantos retoques de maquillaje y fotografías de la prensa, marchan al toque del tambor y la gaita un grupo de jóvenes, y otros no tanto, provenientes de la ciudad de México, brindando musica tradicional a la procesión religiosa en la que, a diferencia de una mexicana, la Patrona solo es visible en un estandarte.

Itzair comenta que el desfile es solo la primera parte de la celebración. Continuará con un festival en el Zócalo de Veracruz y el domingo, con una misa y romería en el Centro Hispano Mexicano. Todo salpicado en rojo y amarillo en tierra tricolor.

DEJANOS TU COMENTARIO