La iniciativa de decreto que reforma y adiciona disposiciones a la Ley 589 de Tránsito y Transporte para el estado se encuentra en discusión en comisiones y se espera que sea aprobada en enero, informó el diputado perredista Jesús Alberto Velázquez Flores.

La mencionada iniciativa tiene como objetivo lograr que la Dirección General de Tránsito tenga un sistema eficiente de grúas para el retiro de vehículos de la vía pública y su posterior depósito en los corralones de la misma institución.

El legislador veracruzano aseveró que no hay motivo alguno por el cual la mencionada dirección no pueda tener sus propias grúas porque, dijo, el próximo año ejercerá un presupuesto mucho mayor al ejercido este año y que con ello es posible realizar lo que se plantea en la mencionada iniciativa.

“Estaremos apelando a la buena voluntad del resto de los legisladores para que esta iniciativa se apruebe; se sabe que se puede perjudicar a un reducido número de propietarios de grúas que tienen concesionado el servicio, pero se beneficiará a un número enorme de veracruzanos, además de que se terminará con el problema de la extorsión”, dijo.

Indicó que se ha dialogado ya con transportistas y con ciudadanos que impulsan también la mencionada iniciativa y que en este momento ha comenzado ya lo que es el litigio o diálogo en las comisiones respectivas con la finalidad de que la iniciativa pueda ser aprobada por el bien de muchos ciudadanos que sufren el acoso de los propietarios de grúas en las grandes ciudades del estado. Jesús Alberto Velázquez Flores reiteró que se sabe bien que se afectará intereses de propietarios de grúas pero que se beneficiará a un enorme número de veracruzanos.

Recordó que el servicio de arrastre de grúas es muy caro y que por ello hay ciudadanos que tienen que aceptar la extorsión de agentes de tránsito con la finalidad de impedir que se lleven su automóvil al corralón y tengan que pagar importes que superan miles de pesos.

Indicó que la iniciativa propone también que todas las grúas y patrullas lleven en su interior cámaras de video con la finalidad de que el ciudadano pueda tener acceso a los videos y demostrar con ello si en realidad cometió o no una infracción.

Recordó que lo que se propone es que la Dirección General de Tránsito tenga sus propias grúas y que el importe de arrastre sea menor al precio de la infracción que haya originado el arrastre.

 

DEJANOS TU COMENTARIO