Mientras que la barda del boulevard Manuel Ávila Camacho, casi a la altura de Juan Pablo II en Boca del Río, ya está siendo reparada luego de haberse caído a finales de noviembre, el par de hoyos que surgieron a principios de ese mes por playa Punta Azul no han sido atendidos por las autoridades, por lo que siguen agrandándose.

Los agujeros han crecido en largo y en profundidad, sirviendo incluso como basurero y permitiendo la entrada del agua de mar que las olas altas han arrojado durante los eventos de Norte recientes.

Los desperfectos se repiten a lo largo de la acera de la zona de Punta Azul, donde pueden observarse hundimientos leves y deformaciones en el concreto.

DEJANOS TU COMENTARIO