Veracruz, Veracruz a 26 de enero de 2017.- La próxima semana inician las fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria en Tlacotalpan. El ayuntamiento ha iniciado una campaña contra el maltrato animal y aseguran que será una ceremonia controlada en torno a los toros.

El director de Comunicación Social presentó la campaña #YoCuidoAlToro para preservar la tradición del embalse de toros y el recorrido que hacen previo al evento. Dice que “se procura la integridad de los toros. Al grado, que los 6 toros que hacen el recorrido son los mismos de hace 4 años”.

CAMBIOS

La fiesta de la Candelaria no violentará la ley, misma que entró en vigor desde 2015, por lo que se buscan voluntarios que se encarguen de vigilar que los toros no sean maltratados por “personas ajenas al pueblo”.

“La tradición tiene 200 años. La gente de Tlacotalpan acepta que en el pasado se maltrataron toros y muchos murieron, pero se ha hecho conciencia y esperamos que personas ajenas al pueblo echen a perder la fiesta del 2 de febrero”, dice el funcionario.

Desde hace tres años los toros ya no son subidos a una balsa común, sino a una panga especial para su volumen y peso. En esta emisión 2017 no se le permitirá “a cualquiera que lace a los toros. Se hará sólo por las personas acreditadas y con el respeto”.

Estas medidas fueron tomadas desde el inicio de la administración del General Homero Gamboa.

Hace dos semanas la Fiscalía General del Estado envío al ayuntamiento un memorandum sobre la ley contra el maltrato animal que fue promulgada en la anterior legislatura.

LEY CON DEDICATORIA, PROHIBEN LA FIESTA PERO PERMITEN CORRIDAS DE TORO

Palacios menciona que “la ley tuvo dedicatoria”, pues se permiten las corridas de toros en municipios específicos; pero prohibieron el embalse de toros en el río Papaloapan.

También prohibía los animales en los circos, mismos que fueron abandonados en parajes carreteros a su suerte.

“Esta festividad es a todas luces un evento muy cruel, inhumano, dañino tanto para la sociedad, como para la imagen del municipio y del país en el mundo. Es ilegal: viola el artículo 28 de la Ley de Protección de los Animales del Estado de Veracruz, concretamente la fracción tres que prohíbe maltratar o torturar a los animales y la fracción seis que prohibe hacerlos ingerir bebidas alcohólicas. Claramente viola la norma estatal”, dijo al medio SINEMBARGO Antón Aguilar, director de Humane Society Internacional (HSI).

Luis Palacios dice que ese aspecto del festejo se hará “totalmente controlado y procurando no afectar la integridad de los toros que son de campo y regresarán con bien a sus ranchos correspondientes”.

Las fiestas son del 30 de enero hasta el 4 de febrero.

DEJANOS TU COMENTARIO