Ciudad de México, 9 de enero de 2017.- El presidente de la República, aseguró México es uno de los países donde la gasolina sigue siendo barata, al encabezar la firma del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar.

Insistió que el ajuste en el precio de la gasolina no es consecuencia de la Reforma Energética, ni de un aumento en los impuestos.

Recordó, que el 2017 es un año de retos y el incremento en los precios de la gasolina es un reflejo del incremento en el precio internacional del petróleo.

“Hoy vivimos un escenario mundial, incierto, donde hay temor al riesgo entre los inversionistas y México no escapa”

El presidente aseguró, que de no ajustar el precio de los combustibles las finanzas del país habrían tenido presión adicional y se hubiera puesto en riesgo los programas y acciones dirigidas a los sectores vulnerables del país.

Comentó que el acuerdo para el Fortalecimiento Económico permitirá emprender acciones para cuidar la estabilidad en los precios.

DEJANOS TU COMENTARIO