Boca del Río, Ver.- Es positivo que la reforma hacendaria no haya gravado colegiaturas ya que un millón 500 mil estudiantes se quedarían sin estudiar en el país, afirma el rector de la UCC, Juan Jaime Escobar Valencia.

“Se puede plantear, porque algunas personas lo vieron así, ah bueno, no pasa nada, simplemente los alumnos saldrían de la escuela particular y pasarían a la escuela pública. Las escuelas particulares atienden cerca de un millón 500 mil jóvenes, evidentemente la universidad pública no puede recibir un millón 500 mil jóvenes”, aseguró.

Expuso que el 15 de noviembre se emitirán los dictámenes definitivos pero por ahora están satisfechos porque el impuesto habría impactado no solo a las escuelas sino a los padres de familia ya que la educación en ningún país del mundo es un lujo sino una necesidad y derecho de los ciudadanos.

Indicó que las escuelas particulares en nuestro país atienden millón y medio a jóvenes y es evidente que el sistema público educativo no tendría capacidad para albergarlos.

“En ningún lugar del mundo la educación se grava como si fuera un gasto, un lujo, la verdad lo que se iba a hacer en México, era retardatario”, sentenció.

DEJANOS TU COMENTARIO