Boca del Río, Veracruz a 21 de enero de 2017.- El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunció medidas de refinanciación de la deuda para la administración pública. Mencionó que existe un fuerte déficit que no podrá ser cubierto de seguir con el mismo nivel de gasto corriente.

Dijo que hay 46 mil millones de pesos para gasto libre de la administración pública; sin embargo, hay un gasto corriente de 67 mil 682 millones de pesos entre pagos a la Universidad Veracruzana, Nómina y al Instituto de Pensiones del Estado (IPE) que dejan un déficit de 21 mil 482 millones de pesos.

“Hubo medidas como la de la Basificación de burócratas del estado que intentaban dejan en grave problema para el gobierno del estado. Hubieran representado 2 mil millones de pesos más al gasto corriente gubernamental”, dijo.

Agregó que en Veracruz de 100 pesos que ingresan a las arcas públicas, 50 pesos son utilizados para pagar nómina.

Yunes mencionó además que las calificadoras dieron la más baja calificación a la entidad “al borde de ya no dar crédito alguno al gobierno”. Ante el desfalco, los acreedores han aumentado medio punto porcentual a las tasas de interés de la deuda, “que no parece mucho, pero si la traducimos en miles de millones representa bastante”.

Se ha acelerado el cobro de la deuda, Yunes dijo que los pagos se han triplicado. Tan sólo el de Banobras, son mil 220 millones de pesos.

“Si el Congreso hubiera aprobado el presupuesto sin modificaciones, implícitamente hubiera aprobado seguir con la práctica de la licuadora. Es decir, tomar recursos federales de inversión para el pago de nómina estatal”, comentó.

En momentos más información.

DEJANOS TU COMENTARIO