Por: JOSÉ CALZADA

El Código Electoral para el Estado de Veracruz establece el 5 de febrero para el registro de alianza o coaliciones para la elección municipal del 4 de junio. El PAN y el PRD definieron mantener la alianza desde el pasado mes de noviembre, una vez que con los votos del PRD, el PAN logró la gubernatura de Veracruz. Ahora, se adelanta una alianza quirúrgica del Partido Verde con el PRI, aunque no hay información oficial, ayer se reunieron el diputado federal del PVEM, Javier Herrera Borunda y la delegada del CEN del PRI, Lorena Martínez para enviar la primera señal de que en algunos municipios participarán juntos.

En la nueva etapa del PVEM en Veracruz, bajo la dirección de Javier Herrera Borunda y Marcelo Ruiz Sánchez, ese partido no busca una complicidad completa con el partido rojo que atraviesa por una crisis sin precedente en el estado de Veracruz, sin embargo, no todo es malo, y en algunos casos apuntalará a candidatos y candidatas viables, es ahí donde el PVEM buscará aliarse, y ofrecer mancuerna en los municipios donde los aspirantes verdes cuenten con mejor nivel de rentabilidad electoral

El Partido Verde observa en la elección municipal del 4 de junio una oportunidad para consolidar fuerza que le permita mayor autonomía en la elección madre del 2018.

Pero antes del 2’018, está el verano del 2017 en donde no sólo el PRI sino que también el PAN atraviesa una crisis de credibilidad y ante el escenario de que los partidos pequeños desaparecieron en la pasada elección para diputados locales por no alcanzar el mínimo de votos, el Partido Verde aspira a la consolidación con al menos un tercio de los 212 ayuntamientos que se juegan con todo y sus cabildos.

Y precisamente en un tercio de los ayuntamientos, el Verde busca ir sólo, completamente sólo porque cuenta con candidatos con posibilidades reales de obtener el triunfo por encima del PAN y de MORENA.

Ayer Javier Herrera y Lorena Martínez mandaron la primera señal de que sí habrá acuerdo, pero a decir verdad ni al PVEM ni al PRI les conviene ir en alianza total, la ley permite los acuerdos parciales y es un hecho que ocuparán esa condición legal para organizarse y tratar de restar fuerza a la coalición de enfrente.

Y es que en la casa de enfrente el PAN y el PRD ya se descuartizan por las candidaturas a las alcaldías, sindicaturas y regidurías en todo el estado. Una lucha que seguramente dejará muchas heridas y por las pasiones locales se convertirán en rupturas difíciles de enmendar.

El dirigente estatal del PVEM, Marcelo Ruiz Sánchez trabaja en el diagnóstico de los 212 municipios y prepara la totalidad de los candidatos para sentarse a la mesa con suficientes cartas en la dinámica de la equidad de género que exige la nueva ley para que hombres y mujeres compitan por igual en todos los partidos políticos.

PLEITO DE BRUJOS

En la región de los brujos, en el municipio de San Andrés Tuxtla la falta de acuerdos entre el actual alcalde Manuel Rosendo Pelayo y la ex alcaldesa y ex diputada federal, Marina Garay, llevó a una incisión adelantada dentro del PRI que expone un pronóstico reservado para esa localidad.

Mientras el actual presidente municipal busca la permanencia a través de una conseguía, Marina Garay demostró su desacuerdo al enviar a su hijo Octavio Pérez Garay como candidato independiente por San Andrés Tuxtla y para alcanzar su objetivo ejerce el cobro de favores que hizo su progenitora como alcaldesa y como diputada federal por esa cabecera distrital.

Al menos así sucede en la escuela primaria Amado Nervo de ese municipio, ahí la directora Julia Vera Villanueva quien denuncia que Tavo Pérez les apoyó como diputado local para un piso en ese plantel y ahora les ha pedido que junten firmas para consolidar su candidatura independiente.

Pero, los sanadrandescanos no se tragan el cuento de lo independiente toda vez que Tavo Pérez fue uno de los más fervientes defensores de las políticas del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa que concluyeron con el repudio total de todos los veracruzanos. Así que lo consideran cómplice del prófugo y de coautor de las condiciones actuales que padece la administración pública estatal.

El tema es que en el afán de cobrar favores, directivos y maestros realizan proselitismo político en horas de trabajo a favor del ex diputado local.

COBAEV TEMA POLITICO

Ayer los trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV) en toda la geografía veracruzana pararon labores para reclamar el pago de al menos cuatro quincenas y algunas prestaciones de fin de año que no se cumplieron en tiempo y forma. La instrucción de parar labores fue de su dirigente sindical Erika Ayala Ríos quien es senadora suplente de Héctor Yunes Landa.

La falta de pago a los empleados del Poder Ejecutivo alcanza a diversos sectores de servidores públicos, sin embargo, en las administraciones priístas jamás se realizaron partos de labores por parte de los trabajadores. Ahora que gobierna el PAN-PRD, el reclamo alcanza otros niveles.

Lo cierto es que el COBAEV se convirtió también en agencia de colocaciones para el pago de favores políticos y es u tema que la nueva administración no deja a un lado.

plumanegra12@gamil.com

DEJANOS TU COMENTARIO