Yanga, Ver.- A 90 días de que concluya su administración, el alcalde de esa localidad, Pascual Alvarado Martínez, ha convertido el campo deportivo en un verdadero basurero clandestino, eso acusan vecinos de los alrededores, los cuales están siendo afectados en la salud, ya que han comenzado a haber brotes de enfermedades, producidas por la basura que los carros recolectores de esa localidad depositan en dicho campo.
Y es que a decir de vecinos, el edil al no pagar más combustible y al ayuntamiento de Tezonapa, para que los carros de basura se trasladen a tirar los desechos al terreno que se encuentra en la localidad antes mencionada, estos optaron por depositar la basura en el interior de los campos deportivos, además de quemarla para no generar acumulamiento, indicaron.
Este nuevo “tiradero”, afecta a la flora y fauna de esa localidad, además de afectar a dos balnearios y un motel, que están ubicados en los alrededores del terreno deportivo, afectan a los vecinos de la zona, ya que a parte del acumulamiento de basura, existen automóviles chatarra, los cuales están creando fauna nociva, la cual al tratar de conseguir como subsistir, buscan comida en las casas aledañas al lugar.
Vecinos de la localidad, piden a las autoridades estatales, ponerle un alto a los planes de auteridad del edil y piden al alcalde electo Gerson Morales, tomar cartas en el asunto, para que no se siga dañando al ecosistema de ese municipio, el cual será visitado en próximos días por embajadores africanos, debido a que es el primer pueblo libre fundado y liberado por una comunidad de esclavos africanos.

DEJANOS TU COMENTARIO