Boca del Río, Ver., 6 de enero de 2017.- “Mano dura” contra delincuentes que saquearon la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín, advirtió el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en el marco de la presentación de los 250 elementos de la Policía Federal que desde la noche de este jueves arribaron a la entidad para apoyar en el operativo de seguridad en al menos cinco municipios.

El incremento al precio de las gasolinas mantiene molesta la población, pero la violencia no justifica “esta barbarie”, enfatizó.

“Lo que ha habido es violencia irracional, violencia sin sentido, violencia que no tiene otra connotación que la rapiña, que el robo, que la violencia en si, por sí misma, no hay ningún argumento”, subrayó.

Aclaró que ésta ha sido la región más afectada por el vandalismo y a quienes delinquieron se les aplicará “todo el peso de la ley”, agregó.

“Quiero ser enfático, no vamos a permitir que esto continúe, vamos a aplicar toda la mano dura que se tenga que aplicar dentro de la ley, para evitar que se siga afectando por hechos que no tienen ninguna razón, no hay nada que justifique la violencia”, insistió.

Hasta el momento van más de 300 detenidos por estos actos y dijo que se investiga si las tres muertes que se registraron este jueves en Veracruz y Agua Dulce están relacionados con los saqueos.

“En todo el estado tenemos más de 300 personas detenidas y seguramente el día de hoy tendremos en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río acciones muy concretas en contra de autores intelectuales de estos hechos, que como todos ustedes saben ha conmocionado a Veracruz y ha conmocionado está zona”, enfatizó.

Miguel Ángel Yunes encabezó el breve desfile en el bulevar Ruiz Cortines y Juan Pablo II.

“Estamos para proteger, estamos para informar, estamos para servirles, aquí está el gobierno federal, a través de la Policía Federal, de la Policía Naval, del Ejército Mexicano, está el Gobierno del Estado, a través de la Fuerza Civil de Veracruz, estamos dispuestos a enfrentar lo que tengamos que enfrentar para recuperar la seguridad de todos los veracruzanos”, añadió.

Los elementos de la PF que llegaron apenas a la entidad, tres días después de iniciados los disturbios no llegaron tarde ni temprano, afirmó.

“Llegan en el momento en que tienen que llegar”, subrayó.

En esta región Veracruz-Boca del Río, fueron detenidos 143 delincuentes, en Minatitlán 60 y en Nanchital a 45 “hasta el momento van más de 300 detenidos en todo el estado”, afirmó.

Otros municipios afectados son Tierra Blanca, Agua Dulce, Nanchital “con menos intensidad en Minatitlán pero el resto del estado se mantiene en absoluta calma”, destacó.

Estuvo acompañado por el coordinador estatal de la Policía Camilo Castagné; el secretario de Seguridad Pública del Estado; el titular de la FGE, Jorge Winckler Ortiz y el secretario de Gobierno estatal, Rogelio Franco Castán.

DEJANOS TU COMENTARIO